sábado, 31 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 7--San Silvestre


¡Feliz Séptimo Día de Navidad!

Casi nadie se acuerda de San Silvestre en el mundo anglicano. Las revisiones del calendario eclesiástico prácticamente lo han eliminado de nuestra memoria. Sin embargo, Silvestre fue uno de los pocos santos conservados en el calendario del Libro de Oración Común después de la Reforma inglesa y en realidad este obispo de Roma ejerció  un papel crítico para la Iglesia cuando se legalizó  el culto cristiano en d.C. 304 con la promulgación del Edicto de Milán. Su devoción y dignidad modelaron cómo debían actuar sus eventuales sucesores.  En varios países a la Nochevieja o Víspera del Año Nuevo se le dice “la Noche de San Silvestre”.
San Silvestre de Roma, Obispo

La Lectura sugerida es Isaías 62.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 6

¡Feliz Sexto Día de Navidad!
Espero que nadie haya botado ya su árbol de Navidad, pues sólo hemos llegado a la mitad de la época más feliz del año. Todavía falta la otra mitad de nuestros festejos.  Lo que algunos no saben del árbol de Navidad es que—como casi todos los símbolos navideños—tiene sus raíces en el libro de Isaías:
Vendrá a ti el orgullo del Líbano, con el ciprés y el abeto y el pino, para adornar el lugar de mi santuario y ennoblecer el lugar donde se posan mis pies. (Isaías 60:13)
La Lectura sugerida es Isaías 60:13-22.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 5—Santo Tomás á Becket


¡Feliz Quinto Día de Navidad!

En el quinto día de Navidad la Iglesia continúa su conmemoración de testigos notorios de Jesucristo. El testigo de hoy es Sto. Tomás á Becket, arzobispo de Canterbury y mártir. Santo Tomás instituyó la solemnidad de la Santísima Trinidad en la Iglesia de Inglaterra, celebración que luego se extendió a todas las iglesias de Occidente.  Después defender los derechos propios de la Iglesia, una noche fue asesinado  por hombres que querían engraciarse con el rey con tan vil hecho. Por tanto, Tomás á Becket es doblemente testigo: primero, por dar testimonio a Dios en Tres Personas y, segundo, por dar su vida en defensa de la soberanía de Cristo.  
La Lectura sugerida es San Mateo 28:16-20.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 4—Los Santos Inocentes


¡Feliz Cuarto Día de Navidad!
Hoy la Iglesia cristiana se acuerda de los niños asesinados por los soldados del rey Herodes (S. Mateo 2:16). Murieron por su semejanza al Niño Jesús. Son considerados mártires y los llamamos “los Santos Inocentes” porque no hicieron nada para merecer el odio y la violencia que los mataron.


La Lectura sugerida es San Mateo 2:16-18.

martes, 27 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 3—San Juan, Evangelista


¡Feliz Tercer Día de Navidad!
El tercer día de Navidad  conmemora el discípulo amado, San Juan apóstol y evangelista.  La tradición nos dice que Juan fue el único de los Doce que no murió de manera violenta, sino por causas naturales.  Pero lo más importante del evangelista es cómo destaca el mandamiento del amor que Cristo nos enseñó (S. Juan 13:34-35).




La Lectura sugerida es 1 Juan, capítulo 1.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 2—San Esteban


¡Feliz Segundo Día de Navidad!
El segundo día de Navidad se dedica a la memoria del primer mártir de la Iglesia cristiana, San Esteban. Esteban fue elegido entre el grupo de los hombres nombrados diáconos para asistir a las necesidades de la comunidad de habla griega en Jerusalén. Proclamó el Evangelio ante los sacerdotes y el concilio, cuyos miembros lo condenaron a muerte. Su fe firme le respaldó en el momento de prueba cuando intercedió por sus agresores y encomendó su espíritu a Cristo el Salvador.
San Esteban por Carlo Crivelli, c. 1435-1495
La Lectura sugerida es Hechos 7:54-60.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Reflexiones Navideñas: Día 1

¡Feliz Primer Día de Navidad!
 La época de Navidad apenas comienza hoy con la celebración del Cumpleaños del Señor Jesus, por tanto acordémonos que hay doce días en la Navidad. No perdamos el entusiasmo por esta época especial cuando ya hemos consumido el jamón (o el pavo, o los tamales). Ahora es momento para pausar y a contemplar la gloria de Dios en el misterio del Verbo-hecho-carne. 



La Lectura sugerida es San Juan 1:1-18.

martes, 20 de diciembre de 2016

Reflexión Bíblica para la Cuarta Semana de Adviento


Reflexión Bíblica para la Cuarta Semana de Adviento (18-12-16)

El nacimiento de Cristo nos anuncia el cumplimiento de las promesas Dios, pues, el Niño que nació de María por obra del Espíritu Santo es tanto “Emanuel” –el Dios con nosotros, el Dios que nos acompaña—como “Jesús”—el Dios que nos salva y nos redime.
Las lecturas fueron Isaías 7:10-16; Salmo 80:1-7, 16-18; Romanos 1:1-7; San Mateo 1:18-25.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Reflexión Bíblica para la Tercera Semana de Adviento


Guadete--¡Regocíjense!
Vestimentas Rosadas
para Adviento III
El Tercer Domingo de Adviento nos invita a acrecentar el gozo por acercarse más y más a la Navidad y nos recuerda que con la llegada de nuestro Señor vemos las señales del Reino de Dios entre los que tenemos ojos para observarlas.  Cristo nos manda, como les mandó a los seguidores de Juan Bautista, a anunciar lo que hemos visto y dar testimonio de él.
Las Lecturas fueron Isaías 35:1-10; Salmo 146:5-10 o el Cántico de María, Santiago 5:7-10; San Mateo 11:2-11.   

jueves, 8 de diciembre de 2016

La Concepción de María


Siendo hoy la Concepción de la Bienaventurada Virgen María, quiero compartir de nuevo con el lectorado la breve serie de posts que hice para estas fechas el año pasado.  Se trata de un estudio sobre Virgen que dirigí y el lugar de María en la tradición de la Iglesia Episcopal.

Primera parte: “Hablando de María”



Agradezco a todos los lectores de "El Cura de Dos Mundos".
¡Ya alcanzamos 10,000 visitas!

martes, 6 de diciembre de 2016

Reflexión Bíblica para la Segunda Semana de Adviento


Reflexión Bíblica para la Segunda Semana de Adviento (04-12-16)

San Juan Bautista
En la Carta a los Romanos San Pablo dice que las Escrituras no sólo fueron escritas para el beneficio de los antiguos judíos, sino para nosotros también. Por eso, los cristianos debemos fijar nuestra atención en el mensaje de los profetas que escuchamos durante el Adviento. Esta semana la lectura de Isaías nos ofrece la promesa que Dios hace de renovar el universo con la justicia y la paz a través del Mesías, el “retoño de Isaí,” y en el Evangelio Juan Bautista nos llama al arrepentimiento por nuestra falta de justicia personal y colectiva. El mensaje principal es que no podemos recibir la justicia y la paz de Dios en el día postrero si no estamos dispuestos a actuar con justicia en nuestro vivir diario; por tanto, todos debemos sincerarnos con Dios y con nosotros mismos mientras esperamos el regreso de Cristo el Señor.

Las lecturas fueron Isaías 11:1-10, Salmo 71:1-7,18-19; Romanos 15:4-13; San Mateo 3:1-12.  

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Reflexión Bíblica—Primera Semana de Adviento


Reflexión Bíblica—Primera Semana de Adviento (27-11-16)
Por tanto, alístense, pues viene el Hijo del Hombre cuando menos lo esperan. (Mt. 23:44)
Esta semana la Iglesia comienza un nuevo año en calendario litúrgico con el Primer Domingo de Adviento. Adviento nos llama a enfocarnos cada vez más en Jesucristo, a prepararnos para su segunda venida y a alistarnos para la celebración de la Navidad. Las Sagradas Escrituras proclamadas durante esta semana nos instan a despertarnos y estar en alerta, pues no sabemos a qué hora viene de nuevo el Señor. Estamos llamados a la reflexión y al arrepentimiento para limpiar nuestros corazones con la gracia de Dios.  Es decir que una vez más el Señor nos invita a vivir como cristianos, como seguidores de Jesucristo, agradecidos por su amor.
Las Lecturas del Primer Domingo de Adviento fueron Isaías 2:1-5; Salmo 122; Romanos 13:11-14; San Mateo 23:36-44.

jueves, 24 de noviembre de 2016

¡Demos Gracias al Señor!

Hoy en los Estados Unidos celebramos el Día de Acción de Gracias, la fiesta mayor de la religión cívica del país. Aunque el país no sea de ninguna iglesia o religión oficial, profesamos nuestra fe y nuestro agradecimiento al Dios del universo, pues nuestro lema oficial es "En Dios confiamos".  Y en varios momentos los líderes nacionales han llamado el pueblo a la oración y al agradecimiento al Creador.

La Iglesia Episcopal desde sus inicios en el país ha respondido al llamado a dar gracias de Dios por su bondad y su misericordia en nombre de sus co-ciudadanos. Lo hace con la siguiente oración:

Padre omnipotente y bondadoso, te damos gracias por los frutos de la tierra en su tiempo, y por la labor de quienes los cosechan: Haznos fieles mayordomos de tus dádivas abundantes, que recibimos para la satisfacción de nuestras necesidades y el alivio de los menesterosos, para gloria de tu Nombre; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.   

Happy Thanksgiving! ¡Feliz Día de Acción de Gracias!

martes, 22 de noviembre de 2016

Reflexión Bíblica--Domingo Cristo Rey (20-11-16)


Christus Rex--Cristo Rey
El Último Domingo después de Pentecostés se celebra como la fiesta de Cristo Rey. Nos sirve de buen recordatorio que Jesucristo es el Rey de reyes, el Señor de señores y la Cabeza de la Iglesia. Nos proporciona el momento para reflexionar sobre la medida en que Cristo ejerce su gobierno, su reinado, en la nuestras vidas.  ¿Será cierto que Cristo es rey de nuestras vidas? ¿En verdad gobierna el Señor en nuestros hogares, en nuestros trabajos y en nuestras iglesias? Vale la pena pensarlo, pues si Jesucristo no es Dios de todo, en efecto resulta ser Dios de nada.  Oremos para que Cristo reine en nuestros corazones y los de toda la humanidad.

Dios omnipotente y eterno, cuya voluntad es restaurar todas las cosas en tu muy amado Hijo, el Rey de reyes y Señor de señores: Concede, de tu piedad, que todos los pueblos de la tierra, divididos y esclavizados por el pecado, sean libertados y unificados bajo su reino de amor; quien vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

 Las lecturas fueron Jeremías 23:1-6; Cántico de Zacarías (Lucas 1:58-69); Colosenses 1:11-20; San Lucas 23:33-43.

martes, 15 de noviembre de 2016

Reflexión bíblica para el 26º después de Pentecostés (13-11-16)


Las Sagradas Escrituras nos ofrecen dos visiones del mundo: Una es del mundo futuro perfeccionado por la justicia divina con la gracia de Dios; es un mundo libre de violencia, hambre, y malos entendidos.  El león y el cordero se acostarán juntos…y un niño los guiará en el monte sagrado del Señor. La otra visión es del mundo que espera la intervención de Dios para poder llegar a ese monte sagrado. Habrá señales y portentos en el cielo.
La lección que debemos tomar es que el mundo de paz será un regalo de Dios, será el resultado de su poder y su justicia y no los del hombre. El Señor mismo construirá su monte sagrado. (Cualquiera construido por los seres humanos tendrá que llamarse el Segundo Babel y asimismo caerá.) Los cristianos somos pregoneros de la justicia de Dios. Proclamamos que la justicia divina vendrá y pondrá orden al universo.  Así damos esperanza a los débiles y a los marginados, pues tenemos la certeza que Dios siempre es fiel a su palabra y escuchará a los que confían en él.   
Las lecturas fueron Isaías 65:17-25; Primer Cántico de Isaías (Is. 12:2-6); 2 Tesalonicenses 3:6-13; San Lucas 21:5-19.

martes, 8 de noviembre de 2016

Tres criterios para la santidad

Este domingo celebramos el “Domingo de Todos los Santos” en la iglesia como el Libro de Oración Común permite en adición a la celebración del 01 de noviembre y (aparte de la llegada de los bomberos en medio de la misa) creo que todo salió muy bien. Hubo buena asistencia, la música fue buena y todo se enfocó en cómo Cristo nos llama a santidad, pues todos los cristianos somos llamados a ser santos.
En el sermón hice la pregunta ¿Cuáles son las condiciones para ser santos? Respondí que son tres los pasos a la santidad:
1)      Tenemos que amar a Dios por encima de todas las cosas porque Dios nos amó primero y nos ha concedido la gracia para responder a su amor.
2)      Tenemos que creer en Cristo, confiando en su mensaje y siendo resolutos en nuestra fe que el sacrificio de Cristo en la Cruz fue completo y suficiente para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.
3)      Tenemos que dejar que la gracia de Dios transforme nuestras vidas para dar los frutos del Espíritu Santo.

Algunos tendrán otros criterios para explicar la santidad con más detalles pero pienso que estos tres puntos ya son un buen comienzo.
"Santifíquense y sean santos, porque yo soy el SEÑOR su Dios."--Levítico 20:7 

martes, 1 de noviembre de 2016

El Ciclo de Todos los Santos


El ciclo de Todos los Santos nos puede enseñar mucho sobre nuestra unión con Cristo y nuestros hermanos en la fe, pero se necesita entender todas las partes para entender el ciclo entero.

Veámoslo parte por parte—

1.       Las Vísperas de Todos los Santos o Halloween (31 de octubre). Se trata de una celebración de diversiones y actividades con simbolismos cuyo significado prácticamente se olvida en la actualidad pero que refleja la victoria de Jesucristo sobre los poderes del mal y sobre la muerte.  Es una ocasión que ofrece muchas oportunidades evangelizadoras  a nuestras iglesias.

2.       El Día de Todos los Santos (01 de noviembre). Ésta es la festividad principal y celebra la victoria de Cristo manifestada en las vidas de los santos, los hombres y las mujeres transformados por la gracia de Dios. Podemos pensarlo como la “reunión familiar” de la familia de Dios, ocasión llena de la expectativa de la gloria de la resurrección que Cristo ha prometido a todos los que se han unido a él por fe en su Nombre.  Esta familia divina incluye los santos más conocidos como la Santísima Virgen, los Apóstoles y los Mártires de gran renombre. También incluye los santos de todos los tiempos que son desconocidos totalmente, pero no olvidados para Dios.

3.       El Día de los Fieles Difuntos o Día de los Muertos (02 de noviembre). Surgió como extensión del Día de Todos los Santos para recordarnos que por la Sangre de Cristo hay lugar en el reino de Dios para todos los creyentes arrepentidos, incluso los menos heroicos. Éstos tampoco son olvidados para Dios y para su Iglesia. Son miembros de la familia y los recordamos con agradecimiento al Señor.

    Lo que se debe entender por encima de todo es que la celebración de Todos los Santos es para expresar nuestro gozo y nuestra gratitud por ser hijos adoptivos del Padre y miembros del Cuerpo Místico de Jesucristo, que formamos todos los bautizados y que somos una sola familia unida por el amor y la gracia de Dios.

Dios todopoderoso tú has entrelazado a tus elegidos en una sola comunión y hermandad en el cuerpo místico de tu Hijo Cristo nuestro Señor: Danos gracia para que de tal modo sigamos a tus benditos santos en toda virtuosa y santa vida que alcancemos los gozos inefables que tú has preparado para los que te aman sinceramente; por Jesucristo nuestro Señor, que contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, en gloria sempiterna. Amén.

jueves, 27 de octubre de 2016

La verdad sobre Halloween


 Ya viene Halloween y hay que decir la verdad.

Cada año escuchamos voces que nos quieren espantar con los supuestos orígenes diabólicos de Halloween. Para mí como sacerdote, es una situación irónica porque sé muy bien que  Halloween o (mejor dicho) All Hallows’ Eve es una celebración muy arraigada en la tradición cristiana.

Sí, Halloween es una celebración cristiana. La palabra viene de la expresión All Hallows’ Eve que se traduce a “Vísperas de Todos los Santos”. Halloween es la primera parte de las festividades del Día de Todos los Santos, uno de los días más importantes en el calendario cristiano tradicional. Es cuando conmemoramos que todos los bautizados en Cristo Jesús formamos una sola familia de hijos adoptivos de Dios, tanto los vivos como los que han muerto en el Señor. El día nos recuerda de la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte y nos recuerda de nuestra esperanza en la Segunda Venida cuando Cristo volverá con gloria y majestad para juzgar a los vivos y a los muertos.

Alguien quizás responderá ¿Pero qué tiene que ver todo aquello del Trick-or-Treat y los disfraces y todo lo que parece en una celebración de la oscuridad con el Día de Todos los Santos?

La repuesta es fácil. Es una burla del mal. Nuestros antepasados en la fe entendieron mejor que nosotros que la vida es una lucha entre las fuerzas del bien y del mal y que Cristo hizo un gran espectáculo al vencer la muerte con su Cruz y Resurrección, y entonces dedicaban los últimos momentos de oscuridad antes de la gran celebración de la luz de Cristo a burlarse del mal, seguros en la proclamación de la victoria del Señor que luego escucharían en la iglesia. 

Esta práctica entró en la cultura norteamericana por influencia de los ingleses e irlandeses que llegaron a los Estados Unidos, tanto protestantes como católico-romanos, y fue adoptada por los demás grupos a veces sin saber de los orígenes religiosos de la celebración. Este olvido del sentido original y la influencia de Hollywood han provocado que muchas personas exageren en sus actividades o que den un giro negativo a las celebraciones. Sin embargo el abuso no invalida el buen uso.  

Hasta hace pocos años casi todas las celebraciones de Halloween se patrocinaban por las iglesia y hoy en día hay iglesias que todavía celebran las Vísperas de Todos los Santos (no “noche de brujas”) con actividades divertidas y oficios que demuestran la victoria de Cristo sobre la muerte. Por ejemplo la Iglesia Episcopal ofrece un servicio especial para All Hallows’ Eve para enfatizar que Dios es el soberano de toda la creación y que él ha garantizado la victoria sobre el mal con su Hijo Jesucristo.

Ustedes estaban muertos por sus pecados, y su misma persona no estaba circuncidada, pero Dios los hizo revivir junto a Cristo: ¡nos perdonó todas nuestras faltas! Anuló el comprobante de nuestra deuda, esos mandamientos que nos acusaban; lo clavó en la cruz y lo suprimió. Les quitó su poder a las autoridades del mundo superior, las humilló ante la faz del mundo y las llevó como prisioneros en el cortejo triunfal de su cruz. (Colosenses 2:13-15)

martes, 25 de octubre de 2016

Reflexión bíblica para el 23er Domingo después de Pentecostés (23-10-16)


“Dos hombres fueron al Templo a la hora de oración…” (Lucas 18:10)

Image result for two went to the temple
El Señor Jesús enseñó que creerse justo no vale nada delante de Dios sino que el reconocimiento de nuestra necesidad total de su gracia es necesario. Por tanto, nuestras buenas obras no nos ganan el favor de Dios. Las buenas obras son el fruto del corazón arrepentido y agradecido al Señor.

Las lecturas fueron Joel 2:23-32; Salmo 65; 2 Timoteo 4:6-8,16-18; San Lucas 18:9-14.

jueves, 20 de octubre de 2016

Más sobre los evangelistas

Mi post de la semana pasada sobre los evangelistas laicos en la Iglesia Episcopal provocó bastante reacción, lo que indica que es un tema de que vale pena seguir hablando.

Image result for filipe evangelista wiki
Clérigo ortodoxo de Etiopía
Sólo tenemos que leer Mateo 28 para darnos cuenta que proclamar el mensaje de Cristo es tarea de la Iglesia: Por tanto, id y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mando. Y yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. (Mt.28:19-20)

Si esto no nos queda claro, el Libro de Oración Común pregunta a todos los candidatos para el Santo Bautismo (a los padres y padrinos también): ¿Proclamarás por medio de la palabra y el ejemplo las Buenas Nuevas de Dios en Cristo? La respuesta ratifica el compromiso: Así lo haré con el auxilio de Dios. (LOC 225).
Entonces parece que todos los cristianos estamos llamados a evangelizar a nuestro mundo.

Sin embargo, si leemos las Sagradas Escrituras vemos que algunas personas han recibido el don de realizar esta tarea de una manera particular. Podemos citar a “Felipe el evangelista” (Hechos 21:8), Timoteo (2 Timoteo 4:5) y los evangelistas enumerados entre los ministerios y dones que Dios ha establecido en Cuerpo de Cristo (Efesios 4:11).  Podemos estar seguros de que Felipe y Timoteo fueron ordenados y por estar entre un listado que incluye a los apóstoles, profetas, maestros y pastores, podemos pensar que fueron personas reconocidas de una manera oficial por la comunidad.  Según la Biblia, por lo tanto, existe un papel especial para evangelistas en el plan de Dios para su Iglesia.
Parece que  la intención de la Iglesia Episcopal al autorizar el ministerio del evangelista laico es re-establecer y acomodarse a este patrón neo-testamentario. Es una iniciativa sabia, porque todos estamos llamados a evangelizar, pero necesitamos que nos ayuden y nos motiven a proclamar el mensaje, tanto de palabra como de ejemplo. Por tanto, necesitamos a los evangelistas—no para evangelizar en nuestro lugar sino para enseñarnos y motivarnos a cumplir con el mandato que Cristo nos ha dado a todos.



   

martes, 18 de octubre de 2016

Reflexión bíblica para el Vigesimosegundo Domingo después de Pentecostés (16-10-16)


Reflexión bíblica para el Vigesimosegundo Domingo después de Pentecostés (16-10-16):

Image result for bible wiki
Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:16-17)
La Palabra de Dios nos ofrece dos medios de gracia para nuestro crecimiento espiritual. El primero es el estudio de las Sagradas Escrituras. Debemos leer, estudiar y meditar sobre el texto bíblico con frecuencia y con dedicación, pues así podemos escuchar la voz del Señor. El segundo es la oración. Al levantar nuestra voz a Dios, él es fiel y nos escucha en nuestras necesidades.
Las lecturas fueron Jeremías 31:27-34; Salmo 119:97-104; 2 Timoteo 3:14-4:5; San Lucas 18:1-8.

viernes, 14 de octubre de 2016

Evangelistas laicos en la Iglesia Episcopal


Gracias a Dios, la palabra “evangelismo” ya no se ve como un término tan espeluznante como antes entre los episcopales: Muchos nos hemos dado cuenta que es tarea de todos los bautizados compartir las buenas nuevas de Cristo en nuestra vida diaria.  Es decir, quisiéramos o no, somos evangelistas. A esto digo “¡Amén!” Al leer el Nuevo Testamento también nos damos cuenta que existe una vocación a ser evangelista entre los ministerios del Cuerpo de Cristo. Por eso los cánones de la Iglesia Episcopal contemplan el papel del evangelista laico con licencia. Sin embargo, la Iglesia explica muy poco en términos prácticos qué es y qué espera de este ministerio.

El Canon III.4.9 reza así: Un evangelista es un laico que presenta la buena nueva de Jesucristo de tal forma que la gente desea recibir a Cristo como Salvador y seguir a Cristo como Señor en el compañerismo de la Iglesia. Un Evangelista ayuda con el ministerio del evangelismo de la comunidad en colaboración con el Presbítero y otros líderes que ejercen supervisión de la congregación, o según lo indique el Obispo. (A esto también digo ¡Amén!)

Para resumirlo podemos decir que el evangelista evangeliza y ayuda la Iglesia con el ministerio del evangelismo, que es dar a conocer a Jesucristo como Salvador.

Por el momento estoy preparando una serie de cursos de formación en español para los ministerios laicos con licencia en nuestra diócesis. Hasta ahora no encuentro ningún modelo para la formación de evangelistas que seguir o adaptar para el ministerio hispano.  Entonces, tener que diseñar un programa para evangelistas me ha hecho reflexionar sobre la importancia de este ministerio para la Iglesia y sobre lo poco que hemos dedicado a entrenar nuestra gente a compartir la buena nueva de Jesucristo. Es una falta que quiero remediar con un programa sólido.

Pido sus oraciones por la bendición del Señor sobre este trabajo, y si tienen experiencias con evangelistas laicos en sus diócesis, que, por favor,  me las compartan.

  

miércoles, 12 de octubre de 2016

Reflexión bíblica para el Vigesimoprimero Domingo después de Pentecostés (09-10-2016):

Reflexión bíblica para el Vigesimoprimero Domingo después de Pentecostés (09-10-2016):

“Jesús le preguntó:—¿No son diez los que han quedado limpios? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviera y diera gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo:—Levántate, vete; tu fe te ha salvado.” (Lucas 17:17-19)

En la vida de los cristianos suele pasar que, a pesar de las grandes bendiciones que Dios nos da cada día, no rendimos gracias al Señor y en contraste vemos que personas... que nunca han llegado a la iglesia se presentan para agradecer al Señor por el amor que Dios les ha brindado. Debemos todos tomar en cuenta las palabras del apóstol Pablo y “acordarnos de Jesucristo” y darle gracias a Dios por todas sus obras.

Las lecturas fueron Jeremías 29:1,4-7; Salmo 66:1-12; 2 Timoteo 2:8-15; San Lucas 17:11-19.

martes, 4 de octubre de 2016

Reflexión bíblica para el Vigésimo Domingo después de Pentecostés (02-10-2016)

“Entonces el Señor dijo:—Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: ‘Desarráigate y plántate en el mar’, y os obedecería.” (S. Lucas 17:6)
Semillas de mostaza
(cortesía Wiki Commons)
 
Sería fácil malentender las palabras de Cristo como los que hablan de la fe en términos casi mágicos, pero la lectura detenida de las Sagradas Escrituras nos revela que la fe es trabajo duro, es confiar que lo Dios quiere y hace siempre será mejor que lo que nosotros podemos querer o hacer.
Las lecturas fueron Lamentaciones 1:1-6; Salmo 137; 2 Timoteo 1:1-14; San Lucas 17:5-10.

jueves, 29 de septiembre de 2016

San Miguel Arcángel y Todos los Santos Ángeles

Tres arcángeles por Botticini
San Miguel Arcángel y Todos los Santos Ángeles
Hoy celebramos la fiesta de San Miguel y Todos los Ángeles. (Michaelmas es el nombre tradicional en inglés que significa “la misa de Miguel”.)

Al acordarnos de los Santos Ángeles debemos darle gracias a Dios por su ministerio tanto terrenal como celestial, pues los ángeles sirven a Dios en la tierra y en el cielo.
Aunque la palabra angelos en griego quiere decir “mensajero” y los vemos cumplir esta misión a través de los Biblia (Gen. 19:1; Mat. 1:20), también vemos en las Sagradas Escrituras que el Señor les ha concedido otras tareas como la de luchar contra el diablo,  su séquito de ángeles caídos y los otros enemigos de Dios (2 Cron. 32:21; Apoc. 12:1) y la de velar por los fieles y por las iglesias (Salmo 91:11; Mat. 18:10; Apoc. 1:20).
La tradición anglicana da gracias al Señor por los ángeles que están al servicio de Dios y los conmemora  a diario al recitar los salmos y los cánticos de la Oración Matutina y Vespertina que los mencionan a menudo, al cantar sus himnos propios en la celebración de la Santa Eucaristía y al celebrarlos en su día. 
Oh Dios eterno, que has establecido y constituido en orden maravilloso los ministerios de los ángeles y los mortales: Concede, en tu misericordia, que así como tus santos ángeles continuamente te sirven y adoran en el cielo, asimismo, por tu mandato, nos socorran y defiendan en la tierra; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.  (Libro de Oración Común, colecta para el 29 de septiembre)
(Texto orginalmente publicado 29-09-15.) 

martes, 27 de septiembre de 2016

Reflexión bíblica para el 19º Domingo después de Pentecostés (24-9-16)


Reflexión bíblica para el 19º Domingo después de Pentecostés (24-9-16)
Lazaro, Fyodor A. Bronnikov, 1886
La historia de Lázaro y el rico nos dice que el Señor es el Dios que proveerá la justica perfecta y final. Al leer esta historia, vale la pena tener en mente que la Biblia también nos ofrece ejemplos de ricos justos como son Abraham, nuestro padre en la fe (Génesis 13:2) y José de Arimatea, el hombre que dio su propia tumba para el entierro de Cristo (Mateo 27:57-60).  El rico del evangelio sólo usó su riqueza para su propia comodidad y no para avanzar el reino de Dios.
Las lecturas fueron Jeremías 33:1-3ª, 6-15; Salmo 91:1-6,14-16; 1 Timoteo 6:6-19; San Lucas 16:19-31.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Más preguntas sobre la eclesiología


Botero, Monsignor 1996
La semana pasada respondí a una pregunta sobre la eclesiología (aquí). Entre muchas otras actividades he pensado un poco más en el tema de la naturaleza de la Iglesia cristiana y en las preguntas que enfrentan al teólogo anglicano.
Las principales preguntas que los eclesiólogos anglicanos deben considerar son las siguientes:
1) ¿Qué relación existe entre la Iglesia visible y la Iglesia invisible?
2) ¿Podemos entender la naturaleza de la Iglesia aparte de sus estructuras y sus órdenes ministeriales?
3) ¿De qué manera afectan las divisiones entre los cristianos a la unidad esencial de la Iglesia?
4) ¿En qué consiste esta esencial unidad eclesial y cómo la reconocemos?
Hoy les ofrezco sólo preguntas sin repuestas pero les da en qué pensar.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Reflexión bíblica para el 18º Domingo después de Pentecostés


Reflexión bíblica para el 18º Domingo después de Pentecostés (18-9-2016)

Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía…(San Lucas 16:2a)
La parábola del mayordomo infiel nos enseña que la Iglesia, de una manera, es la empresa de Dios, y Dios como el dueño de la empresa nos pedirá cuentas de cómo cuidamos sus cosas: el templo, los recursos materiales y financieros, nuestras vidas y las personas que nos rodean.

Las Lecturas fueron Jeremías 8:18-9:1; Salmo 79:1-9; 1 Timoteo 2:1-7; San Lucas 16:1-13.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Respuesta a una pregunta sobre la eclesiología

Hace unos días recibí un mensaje de un lector muy amable solicitando que le indicara a cuáles autores y cuáles documentos recurrir para profundizar su comprensión de la eclesiología anglicana. Este post es mi respuesta muy limitada a su pregunta.
En parte quiero decir que no existe una eclesiología anglicana como tal.  A diferencia de la Iglesia católica romana no tenemos ningún tratado oficial como la Constitución Dogmática sobre la Iglesia “Lumen gentium” que forma parte de los documentos del Segundo Concilio del Vaticano. Tampoco tenemos un teólogo oficial del calibre de Lutero o Calvino que haya marcado un lineamiento claro sobre el asunto. Por eso, se puede encontrar mucha variedad de ideas eclesiológicas en los teólogos de nuestra Iglesia.
Quizá la obra de eclesiología más conocida y leída actualmente es el libro El Evangelio y la Iglesia Católica escrito por Michael Ramsey, hombre que llegó a ser Arzobispo de Canterbury. Ramsey indica que todos los principales grupos cristianos gozan de dones espirituales que contribuyen al bienestar de la Iglesia universal (“católica”) de Cristo. Ningún grupo por sí solo es la Iglesia de Cristo. Sólo juntos a la Comunión de los Santos realmente son estos grupos la Iglesia. Por un lado, esta postura reconoce a los miembros de otros grupos cristianos como hermanos en el Señor, pero por otro no aclara de todo cómo podemos distinguir la Iglesia de Cristo de grupos pseudo-cristianos.
El Artículo XIX “De la Iglesia” enseña que:
La Iglesia visible de Cristo es una congregación de hombres fieles, en donde se predica la pura Palabra de Dios, y se administran debidamente los sacramentos conformes a la institución de Cristo, en todas las cosas que por necesidad se requieren para los mismos
El artículo parece dar la pauta para una eclesiología basada en dos factores, la predicación de la Palabra y la vida sacramental. No menciona en ningún momento la organización interna de la Iglesia. Aunque es cierto que otros artículos responden un poco a las preguntas sobre el ministerio y la autoridad de la Iglesia, no expresan nada más allá de la constitución y estructura de la Iglesia visible. Por tanto, el paralelo moderno más cercano es la “eclesiología de Comunión” elaborada por el católico romano Joseph Ratzinger.
Ratzinger enseña que la totalidad de la Iglesia universal se hace presente en cada celebración (debidamente realizada) de la Santa Eucaristía en la iglesia local. Los cristianos reunidos con su pastor (el obispo o su delegado el presbítero) experimentan plena comunión (koinonía) con Cristo y con la Iglesia universal al proclamar el Evangelio y participar en el Sacramento del Cuerpo y la Sangre del Señor. En esto la cantidad de las personas no hace diferencia porque la Palabra divina y el Sacramento de la Eucaristía son los factores constituyentes de la Iglesia católica. Esta noción recupera algo del sentido paulino de la Iglesia como el Cuerpo de Cristo que experimenta la unión de sus miembros.  
Debo agregar que el Rvdo. Dr. Paul Avis, experto inglés sobre la eclesiología, ha publicado varios libros y artículos sobre la eclesiología anglicana que vienen altamente recomendados pero que todavía no he leído. 

lunes, 12 de septiembre de 2016

Algo nuevo--Reflexión bíblica de la semana

Algo nuevo en "El Cura de Dos Mundos"--Reflexión bíblica de la semana

Por algún tiempo ha sido mi práctica compartir un pequeño resumen del sermón dominical con los feligreses (en inglés The Sermon in a Nutshell). Claro, por ser un resumen, no es idéntico al sermón que predico pero es una herramienta para recordarles el mensaje que escucharon durante la Santa Eucaristía. (También ayuda a los que por alguna razón no pudieron llegar a la misa.) 

Comenzando hoy voy a publicar estos resúmenes en el blog para comunicarlos con los amables lectores.

Reflexión para el 17º Domingo después de Pentecostés:

¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? (Lucas 15:4)

Muchas veces nos comportamos como aquella oveja perdida que se extravió del rebaño y si fuera por nuestras propias fuerzas todos nos quedaríamos así perdidos, pero nuestro Salvador Jesucristo es como el Pastor de la parábola que busca hasta encontrar a sus ovejas extraviadas y las salva con su amor.

Las lecturas de la Santa Eucaristía fueron Jeremías 4:11-12,18-22; Salmo 14; 1 Timoteo 1:12-17; San Lucas 15:1-10.



jueves, 8 de septiembre de 2016

La Navitidad de la Bienaventurada Virgen Maria

¡Feliz Cumpleaños a la Virgen María!

Natividad de la Virgen, Pietro Lorenzetti 
Siena, Italia,  ca. 1340


Hoy observamos la Natividad de la Virgen María (08 de septiembre). Es una fecha bien establecida en las varias ediciones del Libro de Oración Común de Inglaterra y en los textos respectivos de las iglesias de la Comunión Anglicana.  Para felicitar a la  Madre del Señor ofrezco una traducción de los propios usados en la celebración de la Santa Comunión de la Iglesia de Irlanda:

Colecta del Día:
Dios Omnipotente, que miraste a la humildad de la Bienaventurada Virgen María y la elegiste para ser la madre de tu Hijo unigénito: Concede que los que hemos sido redimidos por su sangre compartamos con ella la gloria de tu reino eterno, por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


Lecturas: Isaías 61:10-11; Salmo 45:10-17; Gálatas 4:4-7; San Lucas 1:46-55

Oración Pos-Comunión:
Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste elevar a la humanidad caída a través de la maternidad de la Bendita Virgen María: Concede que los que hemos visto tu gloria revelada en nuestra naturaleza humana y tu amor hecho perfecto en nuestra debilidad seamos renovados diariamente en tu imagen y conformados al modelo de tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor. Amén.

(publicado previamente)

jueves, 1 de septiembre de 2016

Ahora me gusta el Leccionario Común


A veces me quejo del Leccionario Común Revisado que usamos en la Iglesia Episcopal para los domingos y días santos. Tiene muchos aspectos que cambiaría si tuviera la oportunidad. Elimina pasajes que se deben leer por un lado y por otro se extiende en textos cuya aplicación a la vida cristiana parece ser muy limitada... Pero hoy, sí, me gusta. Las lecturas de las últimas semanas me han caído como anillo al dedo para la predicación y he sentido que han proveído el mensaje que Dios quiso para cada ocasión. Me han convencido que Dios siempre nos da lo que necesitamos para servirle.

Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. (Filipenses 4:13-LBLA)

lunes, 15 de agosto de 2016

Santa María, Virgen y Madre de Nuestro Señor Jesucristo


"María: Gracia y esperanza en Cristo"
Hoy, el 15 de agosto, la Iglesia Episcopal (con casi todas las iglesias cristianas más antiguas) festeja a la Madre de Dios, la Bienaventurada Virgen María. El Libro de Oración Común designa la categoría de día santo o fiesta mayor a esta fecha porque la Virgen María tiene un lugar muy especial en el corazón de todos los que creemos en la Encarnación del Señor Jesucristo y porque en María vemos cómo Dios hace cumplir su palabra en las vidas de los que confían en él plenamente. (Pueden leer mi comentario litúrgico-teológico sobre el papel María en el anglicanismo aquí.)
San Jorge, Mártir
 Ayer tuve la oportunidad de asistir a una misa de la Virgen en vísperas de la fiesta, siendo también la institución del rector de la Iglesia San Juan, Newport, Rhode Island.  Esta congregación ha experimentado una renovación impresionante bajo la dirección de su pastor, hecho reconocido y celebrado por el obispo de la diócesis y un obispo primado jubilado. El sermón nos instó a imitar a María y a escuchar atentamente a la Palabra de Dios. El coro mixto de adultos y niños cantó la música de la misa en latín e inglés “para la gloria de Dios y el honor de la Virgen”.  Todo fue bien hecho.
Ayer también visitamos la Iglesia San Jorge, Central Falls, de que ahora soy el cura párroco y donde recibimos una bienvenida muy atenta y amable de parte de la congregación. San Jorge vive el gozo espiritual con la música, la adoración y el servicio a los demás y me siento muy honrado de emprender un nuevo ministerio con su gente por la invitación del obispo de Rhode Island. Pido las oraciones de los lectores por una transición sin obstáculos grandes y por la bendición de Dios en cuanto a esta labor.



  

jueves, 11 de agosto de 2016

La importancia de los 39 Artículos

Este post fue publicado anteriormente, pero es un mensaje que merece repetición--Los Artículos de Religión no son sólo una letra muerta, sino testimonio vivo de nuestra fe y del patrimonio anglicano. Espero un día poder terminar el prometido comentario sobre su contenido.

La importancia de los 39 Artículos
Al hablar de los 39 Artículos hay varias personas que quieren mantener que ni siquiera tienen importancia para la teología anglicana, pero discrepo e insisto que los Artículos de Religión tienen una importancia que va más allá del anglicanismo. Aunque no fueron publicados para ser una confesión universal del cristianismo, siendo la confesión particular de la Iglesia de Inglaterra y luego de la Iglesia Episcopal y otras provincias de la Comunión Anglicana, los Artículos de Religión llegaron a gozar de una importancia teológica e histórica muy grande.  ¿Cómo?

Son la confesión definitiva de los de cristianos ingleses tras la Reforma.  La Iglesia de Inglaterra por mucho tiempo era la iglesia reformada oficial más grande y más influyente de Europa.  Teólogos y pastores extranjeros  llegaban a estudiar en Oxford y Cambridge bajo la condición de afirmar la validez de la confesión anglicana.  La claridad de los Artículos sobre la catolicidad de la fe reformada de los anglicanos sentó las bases para el diálogo y la cooperación entre cristianos. Por ejemplo, la afirmación de los Artículos por la Iglesia Morava en el siglo XVIII le permitió extender su obra misionera a varias regiones del mundo, incluyendo a Latinoamérica, con el beneplácito de la iglesia y la corona inglesa.    
Aún los que discrepaban con la doctrina de los Artículos se vieron obligados a explicar por qué.  La famosa Confesión de Westminster, tan admirada por los protestantes presbiterianos y calvinistas, fue en primera instancia una revisión de los 39 Artículos. De igual manera, Wesley—fundador del movimiento metodista—utilizó los Artículos de Religión para escribir su propia confesión de fe.  Newman tuvo que analizar bien a los Artículos por motivos de conciencia, como vemos en el “Tratado 90” y su Apologia pro Vita Sua. A pesar de convertirse en católico romano, el pensamiento anglicano reflejado en los Artículos influyó su pensamiento y teología por toda su vida. Es decir  que los presbiterianos, los metodistas y los católicorromanos también deben algo a la influencia de nuestros Artículos de Religión.

Ojalá los anglicanos volvamos a tomarlos en cuenta—aunque sea un poquito.