viernes, 24 de julio de 2015

Teólogos anglicanos populares entre los no-anglicanos


La vez pasada describí cómo los anglicanos estudiamos a los teólogos más importantes  de otros grupos cristianos sin que esto sea un problema o conflicto con tal que sean personas de fe que ayuden a comprender mejor el mensaje de Jesucristo.  Hoy quiero dar a conocer a varios teólogos anglicanos que en verdad reciben mucho más atención fuera de nuestra iglesia que dentro.

 

James Ussher, Arzobispo de Armargh y Primado de toda Irlanda (1581-1656)

Image result for James UssherUssher fue conocido como un estudioso desde muy joven que memorizó grandes cantidades de texto de las Sagradas Escrituras y de los antiguos padres de la iglesia. Sus estudios en la teología y la crítica textual son piezas fundamentales para la patrística moderna. Contribuyó también su famosísima Historia del mundo en que calculó, según la mejor información a su disposición, la edad del mundo y describió el desarrollo de la humanidad bajo la providencia divina. Muchos creen que es el autor principal de los Artículos de Religión de la Iglesia de Irlanda.  Sigue siendo popular en muchos campos protestantes, pero muchos anglicanos desconocemos a este representante del pensamiento anglicano reformado por completo.

 

C.S. Lewis, autor y teólogo laico (1898-1963)

Image result for CS Lewis
Aunque Mero cristianismo, Cartas del diablo a su sobrino y todas las Crónicas de Narnia  son obras muy populares entre cristianos de muchas denominaciones, su autor es poco estudiado entre episcopales y anglicanos actualmente, y eso a pesar de ser una voz que la Iglesia de Inglaterra buscó para presentar la fe de manera comprensible a toda la gente.  En mi opinión, cada parroquia y misión debería ofrecer un estudio de los libros de Lewis periódicamente, comenzando con Mero cristianismo.  Quizás Lewis todavía represente la mejor expresión popular de un catolicismo anglicano cincuenta años después de su muerte.

 

John Stott, presbítero y  rector de Todas las Almas, Londres (1921-2011)

El llamado “papa protestante” y fundador del movimeineto de Lausanne en realidad era un sacerdote en la tradición evangélica de la Iglesia de Inglaterra.  Stott escribió alrededor de cincuenta libros disponibles en varios idiomas, incluyendo el español.  La cruz de Jesucristo y El cristianismo básico son obras favoritas de cristianos evangélicos de todo el mundo. En particular, La cruz de Jesucristo goza de la reputación de ser la obra más completa sobre la doctrina bíblica de la expiación del pecado en la crucifixión.  Lastimosamente, pocos episcopales lo hemos leído.

 

Sé que puede parecer un lamento. En parte lo es pero también forma parte de una auto-crítica que debemos hacernos.  Lo que pienso es que a igual manera a que estudiamos los teólogos más importantes del cristianismo global hemos de estudiar y conocer a los nuestros, especialmente cuando los nuestros han sido tan importantes para otros. 

 

Nos puede sorprender cómo lo nuestro se hace puente para llegar a los demás.        

No hay comentarios:

Publicar un comentario